¿Qué es el moho negro?

By

El moho es muy común en edificios y casas en todo el mundo. Crece en lugares con mucha humedad como en torno a goteras en el techo, ventanas y tuberías, cuartos que han sufrido inundaciones, interior de placares y paredes expuestas a la humedad ambiente y a la generada por condensación y vapor como en los baños.

El moho puede crecer en distintos tipos de productos y materiales como yeso, cartón, madera, revestimientos, papel de empapelado, alfombras, etc.

Los hongos mas comunes son ladosporium , Penicillium y Aspergillus, sin embargo el moho denominado moho negro corresponde a la especie Stachybotrys chartarum, un moho de color negro verdoso que crece habitualmente sobre materiales con alto contenido de celulosa cuando hay daños por humedad ya sea por condensación, filtración, inundación o fugas.

¿Cómo saber si en mi casa hay moho negro?

Existen dos indicadores muy simples de la presencia de moho en un hogar, las manchas negras en lugares húmedos son el indicador más claro de la proliferación de moho en una superficie.

Existen algunos lugares donde el moho se puede desarrollar sin ser visto como por ejemplo en los interiores de placares integrados a la pared y también en lugares donde se han apoyado materiales permeables contra la pared como cuadros de tela, colchones, cajas de cartón, etc.

En caso de que no vea manchas de moho negro a simple vista existe otro indicador y es un fuerte olor a humedad dentro de una habitación, lo que indica la presencia de moho.

SI usted entra en un cuarto de su casa, en el sótano o el garage y percibe olor a humedad es hora de buscar dónde se encuentra el moho y cuál es la fuente de humedad que le ha permitido proliferar.

¿Es peligroso el moho negro?

Lo cierto es que la exposición a ambientes con altos niveles de humedad o con moho puede tener resultados diversos en las personas dependiendo qué tan sensibles al moho sean. En algunas personas puede causar problemas de salud y en otras no.

En algunas personas la exposición al moho puede causar enrojecimiento y picazón en ojos y nariz, congestión nasal y sibilancias (sonido muy agudo emitido al inspirar o expirar).

En personas que padecen enfermedades crónicas como asma y alergias el moho puede causar reacciones más adversas.

Estudios recientes han demostrado al relación entre la exposición temprana al moho en niños pequeños y el desarrollo de enfermedades respiratorias como asma.

Fuente: https://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0017/43325/E92645.pdf

Deja un comentario